Un trabajo a fondo para mejorar el sonido, el “toque”, y la estética… partiendo de un piano con muy poco mantenimiento y modificado en forma innecesaria.

El dueño me presentó una lista con una docena de problemas diagnosticados al detalle, y en cuanto a lo cosmético dijo… “una interfaz bonita te predispone mejor al instrumento y lo hace al mismo más disfrutable, en su totalidad.”... Un groso!

Vea las fotos…

Materiales importados.

  • 73 hammer tips.
  • Gromets, felpas, accesorios varios
  • Logo trasero.

Mano de obra:

  • Desarme y limpieza de “todo”.
  • Limpieza y pulido de todos los pines guía.
  • Reparación de las quemaduras de cigarrillo en las teclas.
  • Lubricación de las felpas y guías.
  • Cambios, items varios…Felpas, Tornillos, Bujes de goma.
  • Nivelación del teclado.
  • Ajustes de volumen, escape, afinación y timbre de las 73 notas.
  • Recambio de 1 pickup.
  • Desarme de todos los accesorios a cromar.
  • Reparacion de la tapa plástica.
  • Restauración del circuito electrónico.
  • Limpieza de potenciómetros.
  • Cambio de fichas RCA.
  • Cambio de Jack de salida.
  • Instalación de todas las piezas cromadas.
  • Limpieza a fondo y reparación del tolex.
  • Reemplazo del logo.
  • Reparaciones en la caja (madera).
  • Varias reparaciones en las patas.
  • Desarme del pedal de sustain, reemplazo del eje.
  • Despintado y repintado del pedal, reparación de la varilla (deformada).
  • Reemplazo de las felpas involucradas en el mecanismo de sustain, tanto en el pedal como en la caja.

Resultado:

  • Mejor aspecto.
  • Respuesta pareja en timbre, afinación y volumen.
  • Recuperación de la sensibilidad “característica” de los teclados Mark-I.
  • Pedal de sustain, ahora funcional.
  • Estabilidad para transportar ( El dueño vive a 350 Km )
  • Mejor ataque y sustain en las octavas agudas.
  • Estética y electrónica originales.

Que lo disfrutes, Santiago !!!!